soltar el pasado

En mi habitación tranquila, quería tener una conversación real con mi pasado y abrir espacio para un futuro lleno de buenas vibras, alegría y todas las cosas buenas. Esta es mi historia de charlar con mi pasado y soñar con lo que viene a continuación.

Armado solo con una pluma y un cuaderno especial, escribí los nombres que habían grabado dolor en el lienzo de mi corazón. Sentí una mezcla de emociones: enojo, tristeza y un toque de vulnerabilidad. Cerré los ojos, respiré profundamente, doblé el papel y lo quemé frente a mí. Observé cómo las llamas consumían la lista. No era solo papel ardiendo; era la liberación de años de energía negativa. La habitación se llenó con el crepitar de una libertad recién descubierta.

En una nueva página, enumeré lo que quería en un compañero y escribí cada detalle que deseaba. Cada palabra se sentía como un deseo de amor y felicidad que merecía. Doblé el papel y lo guardé en un lugar especial.

Ahora me estoy enfocando en mi vida, en lo que quiero, en lo que me hace feliz y en todas las cosas buenas. Estoy dejando ir el pasado doloroso; estoy listo para el futuro.


  • Imagínate en una habitación tranquila, pluma en mano y un cuaderno frente a ti. No es solo un cuaderno cualquiera; es tu portal hacia la curación, para soltar el pasado y allanar el camino hacia un futuro más brillante. Hoy, nos sumergimos en una conversación sobre una práctica terapéutica que tiene el potencial de transformar tu mentalidad y atraer positividad a tu vida.

 

  • Dejar ir el pasado quemándolo En esta escena, damos un paseo por el camino de la memoria, revisitando los nombres y rostros de aquellos que han dejado cicatrices en nuestros corazones. En lugar de dejar que estos recuerdos persistan, estamos pasando la página, literalmente. Escribe los nombres de aquellos que te han herido, cierra los ojos, respira profundamente y quema esa lista. Observa cómo las llamas bailan, simbolizando la liberación de energía negativa. Es una manera poderosa de quemar el dolor y todos los recuerdos amargos.

 

  • Manifestar un buen futuro Ahora, cambiemos de marcha. En una hoja de papel nueva, anota las cualidades que deseas en un compañero. Sé detallado; imagina el tipo de persona que complementa tu vida. Dobla ese papel, colócalo en un lugar sagrado y olvídate de él. No se trata de obsesionarse con una lista de verificación; se trata de establecer intenciones.

 

  • El arte de la atracción A medida que se levanta el telón del próximo capítulo de tu vida, concéntrate en lo positivo. Busca activamente la alegría, invierte en el mejoramiento personal y disfruta del progreso que haces. La energía que irradias atraerá al tipo de persona que has imaginado. No es magia; es la ley de la atracción en acción.

En el gran teatro de la vida, desempeñamos el papel principal. Al quemar el pasado y manifestar la positividad, tomamos el control de nuestra narrativa. No se trata de olvidar, sino de reescribir el guión. Mientras te embarcas en este viaje de soltar el pasado, recuerda: mereces amor, felicidad y un futuro lleno del calor de conexiones positivas.

Leave a Comment