La caída no es final

En las profundidades de la noche del pesar,
Donde las sombras danzan y roban la luz,

Se despliega un cuento de un corazón que cayó,
Pero escúchame ahora, que te lo contaré.

“La Caída no es Final”, canta el himno,
Mientras la oscuridad envuelve sus alas pesadas.

Cuando el dolor parece interminable, un abismo tan ancho,
Cree, alma querida, hay esperanza adentro.

A través de momentos con lágrimas y llantos silenciosos,
Surge una verdad, un fénix que vuela.

 

Porque en las profundidades de la desesperación, es difícil ver,
El amanecer que rompe, liberando corazones.

En el laberinto del desespero, a menudo caminamos,
Perseguidos por ecos de palabras no dichas.

El peso de la tristeza, una carga para soportar,
Pero agárrate fuerte, porque la esperanza está cerca.

La caída no es final consejosdiariosvida.com
Cuando el camino parece interminable, el viaje demasiado largo,
Y estás atrapado en el ritmo de una canción melancólica,

Recuerda esto, mientras las sombras cautivan,
La caída no es final; es una tormenta transitoria.

He deambulado por los valles de angustia y aflicción,
Sentí los dolores de la desesperación, la lucha por la vida.

Sin embargo, aquí estoy, un testimonio verdadero,
De la resistencia interna, esperando renovar.

Entonces, si estás leyendo esto, en medio de tu noche más oscura,
Sabe que tu dolor no es el destino final.

Este capítulo, también, encontrará su fin,
Mientras la curación susurra en las alas de un amigo.

La caída no es final; es una oportunidad para elevarse,
Para encontrar fuerza dentro, una reprisa del alma.

Abraza los ecos de una llamada esperanzadora,
Porque más allá de la caída, espera el erguirse alto.

Leave a Comment