Dos corazones en un viaje de larga distancia

En un mundo de pantallas y pixeles brillantes,
Dos corazones conectados, día y noche.
Una historia de amor desplegándose, un cuento sin contar,
En el reino de los píxeles, sus emociones se despliegan.

A través de los cables, un mensaje enviado,
Palabras que revolotean con dulce intención.
“Hola”, escribió él con una sonrisa,
Mil millas, pero solo un momento.

Su respuesta danzaba en la pantalla,
En el espacio virtual, su amor era ferviente.
“Hola”, ella escribió, un comienzo sencillo,
Pero en esas letras, el amor tomó fuerza.

En el resplandor de las pantallas, compartieron su día,
Aunque separados, cerca en cada forma.
Él hablaba de cielos pintados en tonos,
Ella describía su mundo, donde los sueños se acumulan.

En un mundo donde las millas se extienden lejos y ancho,
Dos corazones enamorados, en un viaje de larga distancia.
A través de pantallas hablan, las emociones fluyen profundas,
Una historia de conexión, un amor para guardar.

Los emoticonos pintaban lo que las palabras no podían decir,
Corazones y sonrisas en una pantalla digital.
Aunque sus dedos no podían entrelazarse,
Sus corazones bailaban en un amor tan fino.

Emojis iluminados por la luna, estrellas en su mirada,
En esta danza digital, el tiempo asombra.
Sin embargo, la añoranza del tacto, tan profundamente sentida,
En el silencio, las emociones moraban.

Él deseaba abrazarla, sentirla cerca,
Susurrar dulces palabras en su oído.
Pero la pantalla era una barrera, cerca y lejos,
Su amor confinado a un avatar digital.

En el resplandor de los píxeles, su viaje se desenvuelve,
Amor de larga distancia, un cuento por contar.
Las palabras se convierten en puentes, cruzando el espacio,
Dos corazones conectados, en un abrazo digital.

Conversaciones iluminadas por la luna, como estrellas en lo alto,
Amor de larga distancia, un viaje de amor.
Corazones entrelazados en la esfera virtual,
Aunque separados, su amor es cristalino.

En esta historia de amor, en el espacio digital,
Dos corazones entrelazados, un cálido abrazo.
Aunque no pudieran tocarse, se sentían tan cerca,
En el lenguaje del amor, cristalino.

Así que escriben, hablan, en el silencio de la noche,
Dos corazones conectados, una luz digital.
En el resplandor de las pantallas, compartieron su día,
Aunque separados, cerca en cada forma.

En un mundo donde las millas se extienden lejos y ancho,
Dos corazones enamorados, en un viaje de larga distancia.

Aunque estén lejos el uno del otro, aún pueden tener algo que les dé una sensación de conexión. Echa un vistazo a estos ‘Colgante de llave y pulsera de candado‘ para ambos.

Leave a Comment